Ir para o Conteúdo

Café con Sensei

Pensamientos y comentarios del Sensei Jorge Kishikawa


19-ene-2009

¡Un toque basta!

Este fin de semana un alumno me trajo un asunto delicado en relación con la practica del tsuki, golpe de estocada, al cuello del oponente. Practicante del kenjutsu, se mostraba preocupado, pues estaba con hernia de disco, precisamente en la región cervical (cuello). ¡Y con toda la razón! En el kendo, un tsuki se considera valido cuando es lo suficiente para “dislocar” el cuello del oponente hacia atrás. Yo sé como es eso. Entrené exhaustivamente durante décadas este golpe. En la década del 80, cuando participaba de los torneos, éramos solamente yo y mi hermano aplicando los golpes tsuki. Sin embargo, vi que este golpe esconde un gran peligro: lesión de la columna cervical conllevando a la ya conocida hernia cervical. Por ser medico, muchos profesores en Japón me “consultaban” sobre el dolor que tenían en el cuello y, algunos de esos dolores, iban hacia los brazos y las manos. Es decir, a lo largo de décadas de entrenamiento, lo que debería ser un deporte saludable, se transformaba en la causa de grandes daños. No que eso haya sido determinante, pero, la orientación que he dado en el entrenamiento de kenjutsu difiere de lo que he practicado en el kendo. Entiendo que si siendo una espada real, la katana, los golpes no precisan “dislocar”, “empujar” el oponente. O mejor dicho, si fuera mismo una katana, una perforación de 1cm ya seria fatal para lesionar las partes vitales del oponente. Es posible que un practicante de kendo desinformado no comprenda la validez de un tsuki en el torneo de kenjutsu por creer que falto “fuerza” para dislocar el oponente. Compréndelo: No hay necesidad de “dislocar” el cuello. Un toque basta. Lo importante es atingirlo. ¿Para qué lastimarlo? ¡Un toque basta!







topo

Instituto Niten Internacional
+55 11 94294-8956
contacto@niten.org