Ir para o Conteúdo

Café con Sensei


20-dez-2018

Memorias de la Familia Vitoretti


Feliz es el niño que sabe lo que quiere.
Lamentablemente, tal situación no siempre sucede por algunas razones:
- porque ella sabe lo que quiere
- porque no existe alguien que pueda ofrecer lo que este quiere
- porque los padres no concuerdan (o no comprenden) lo que este quiere
 
Aquí, tenemos una situación en la que logramos vencer todas las situaciones y que vale la pena no sólo compartir, sino tomarla como ejemplo, si reflexionamos, esta claro que la felicidad, es el crecimiento sano de nuestros hijos:



"Era una vez....

Un niño de 5 años, que descubrió un sendero, que llevaba a un camino, e incluso sabiendo que este camino sería arduo, difícil y largo, decidió, recorrerlo con la ayuda y el apoyo de su familia.



Era octubre de 2015, y gracias a un anuncio promocional de NITEN, descubrimos el "Bushido".
Como al niño siempre le entusiasmaba jugar a las espadas, su fascinación por el arte samurái fue inmediata, e incluso sabiendo que un guerrero sólo recibe entrenamientos de combate a partir de los 12 años (en aquel dojo, en aquella época), decidió sentarse y esperar, contemplando a todos sus "sempais" que allí perfeccionaban sus técnicas y durante algunas semanas, en realidad, casi dos meses, simplemente observó.



Porém, sua persistência em assistir os treinos foi observada pelos coordenadores, e uma primeira chance lhe foi dada.
Y todo empezó a transformarse y suceder, pues él ya sabía que la obstinación le llevaría a la conquista de sus objetivos, a pesar de la poca edad. Y entonces, fue así, que nuestra familia hoy vive en este camino, en el Bushido, en el camino del guerrero. Siguiendo las enseñanzas del Sensei Kishikawa.




"La vida no comienza cuando llegamos a la cima, es el camino que elegimos para vivir que nos lleva hasta allí."

¡Tuve que escribir este cuento, en la tercera persona, para no emocionarse demasiado, a pesar de ser casi imposible!
Mi nombre es Barbosa Cristiane, madre de Arthur, el niño de la historia, y aunque sólo tres años nos separaron del inicio de todo, puedo decir, que los primeros pasos en el camino fueron anchos y que a cada momento vemos lo intenso que es vivir en él y a través de él.

Arthur hoy tiene 8 años, fue el primer alumno del Niten en el KIR JOVEN, que hoy ya funciona a pleno vapor en nuestra unidad. Atendiendo a niños de 6 a 12 años.
Dos veces por semana, cumple funciones, siendo útil al dojo, al Senpai y a su Sensei. Ejerciendo su lealtad, honor y compasión, es un ejemplo y "monitor" de todos los niños que llegan hasta nosotros, y eso nos llena de admiración y alegría. Nuestras vidas son impactadas constantemente y cada día, cada entrenamiento, estamos seguros de que hemos concedido a nuestro pequeño "bushi" la oportunidad de mostrarnos el camino, fue la mejor opción
Nada que yo escriba o diga, describirá cuán felices y agradecidos somos por tener ese apoyo increíble en la educación y crianza de nuestros hijos, (También tenemos a nuestra hija Gomes - María Fernanda de 11 años, pero de ella hablaré pronto, en otra historia), donde todos nosotros practicamos diariamente las virtudes de un Samurái, y eso nos lleva, inevitablemente a muchos éxitos y conquistas, sea en la escuela, en la convivencia social, o incluso familiar.
La disciplina, el respeto, el compromiso, la organización el autoconocimiento son sólo algunas de las cualidades que podemos adquirir al recorrer este camino. Y nuestros niños ya lo ganan todo por dos, dentro del dojo, pues el ejemplo de los senpais y coordinadores es un hecho inequívoco de esa gran oportunidad.

Domo Arigato Gozaimashita"

Barbosa - Unidad de Campo Grande






















Auto retrato de Arthur






topo

+55 11 5539-3587
contacto@niten.org