Ir para o Conteúdo

Café con Sensei


19-set-2008

Entre maestros...

El Niten Rio, con la coordinación de Wenzel crecía, cada vez más y en ritmo acelerado. Ya era imposible practicar en una casa (18set - Ken Zen Iti Nyo) con más de una docena de alumnos. Uno de los finales de semana que fui a Rio, oré. Fui atendido. La energía del budo* se emanó y me llevó, al acaso, al gimnasio shotokan de karate, también en Ipanema. Era un lunes por la mañana y allá estaba el profesor, un japonés. Recién había dado clase. Me presenté y, mientras conversábamos, supimos que teníamos algo en común, además de lo que es inherente a los maestros en artes marciales. - ¡Kishikawa!, se sorprendió. -¡Inoki!, atiné. Su querido sobrino había sido mi alumno hace 20 años. No me dijo nada más y me dio la llave. Entre maestros, palabras son inútiles.

*Budo= artes marciales
en el gimnasio Shotokan de karate

18-set-2008

Ken Zen Iti Nyo

Había media docena de alumnos entrenando regularmente en Ipanema y esto justificaba, por si solo, que las clases se trasladaran para otro lugar, pues no siempre (o casi siempre) entrenar en la playa es así tan agradable. Días de sol fuerte, días de lluvia, ventolera, frío y por ahí sigue. La energía universal se emanó y los monjes vinieron hasta nosotros. Celio, uno de los alumnos coordinaba el grupo zen de Rio de Janeiro. Inmediatamente se dispuso a ceder el Centro Zen, allá en Copacabana. Una casona antigua, en medio a la subida de la favela ........ Amplias habitaciones, siendo que una de aquellas vendría a ser nuestro “dojo”. Cuando te imaginas que las clases ocurrían en tu habitación, o en tu sala, vas a entender lo que quiero transmitirte. Pero, mientras no te lo imaginas, por aquí quedamos. Ken zen iti nyo*

*Ken zen iti nyo = la espada y el zen buscan juntos el mismo Camino

17-set-2008

Rio, el primer día

La primera clase en Rio, entonces, fue en la playa. Ipanema. Frente al bar Caneco 70. Llovía. Pero, no había vuelta. Ya habíamos divulgado que allí seria nuestra primera clase. Estábamos de kimono, hakama, do y tare. Men y shinai en la mano. Sólo esperando que pasara la lluvia, espiando de adentro del Caneco 70. Cada vez más fuerte y nadie en la playa. No teníamos alternativa. Con el equipo completo nos metimos a la lluvia y sobre la arena entrenamos durante 1 hora. Al final, todo el equipo estaba estilando. Es verdad que quien está en la lluvia es para mojarse.



16-set-2008

Cristo Redentor

Hablando en el torneo de Rio (15set - Torneio en Rio), me vino a la memoria los primeros días del Niten de Rio. Ya se van casi 10 años, si no me falla la memoria. Los interesados enviaban cartas o llamaban, porque en aquella época no había mails. Solicitaban una unidad en Rio. Se dio el primer paso. Fui a Rio. Tiempo nublado y Wenzel en el aeropuerto, en aquella época no era coordinador, pues ni habíamos empezado. No, pensando bien, ya era coordinador, pues fue el que coordino todo el primer día de mi visita. Una de las imágenes más bellas que me acuerdo es la del Cristo Redentor. No, no es aquella que ya conoces con toda la vista hacia el mar y la bahía de Guanabara. No. Era como si estuviéramos (¡pero estábamos!) encima de la nubes. No se veía nada allá abajo. Solo nubes. Nubes que se movían. Venían y subían para el alto. No vi aquél día la bahía ni tampoco el mar. Decidí, entonces, volver... Y quedarme.



15-set-2008

Torneio en Rio

Leí el programa del evento que va a ser en Rio, el próximo mes, el VII Torneo Brasileño por Equipos de Kobudo. Más que un “torneo”, Rio será el palco de combates y demostraciones de las artes japonesas existentes desde hace más de 600 años. Y por brasileños o japoneses, o ya sea de cualquier ascendencia. No puedo olvidarme en citar que será más que un “campeonato”, un evento de confraternización entre todos los alumnos de todas las regiones de Brasil. Los resultados son la prueba de esto. Un resultado universal, donde brasileños y japoneses ganan. A pesar de ser oriundos de Japón, en kobudo, los brasileños (y hoy chilenos y argentinos) muestran que son tan buenos como los japoneses. Es sobre todo la Unión de todos los pueblos. Una de las mejores partes de Niten. ¡Dale Rio!



12-set-2008

Eternos 25 minutos

Es cierto que una vez dominado el Camino de la Estrategia, estás a un paso de la victoria. Es decir, si la estrategia que adoptas funciona, basta un momento de visión y precisión y todo lo demás estará resuelto. Pero, el problema (y que problema) es: si tu estrategia (o tu gama de estrategias) no funciona. Ahí “la cosa hierve”. Prepárate. P-r-e-p-a-r-a-t-e. Digo, físicamente. Pues, si te falta aliento, vas a “morirte en la playa”. Y para un estrategista esto es: inadmisible. Para un samurai, una vergüenza. Pensé que mi lucha con Tanaka (09set - Tanaka) había durado una eternidad. En verdad, había sido solo 25 minutos de prolongación...



11-set-2008

11 de septiembre

Era una mañana como otra cualquiera y, en medio a la luz y el frescor de la primavera, salíamos de nuestros habituales entrenamientos del Hokkaido*. En las calles, atascos, bocinazos, autos, micros repletas. Todo parado. Escena típica de una mañana en la capital paulistana. Poco antes de las once, algunos samuráis modernos andaban hacia la panadería. Como siempre, transpirados después del entreno de la Unidad Ana Rosa y vestidos de kimonos y espadas a la mano, despertamos la atención. Era la única forma. No teníamos tiempo ni para un “baño de gato”. Aquél día no fue diferente. Nos sentamos en la mesa de la cafetería. Comida a kilo en clima de “vaso sucio”. Una tele al fondo solo para distraer a los clientes impacientes. Me senté y, como siempre, di aquella suspirada después de un buen entreno. Al mirar la tele, veo confusión y: - ¡Booooommmm!!!! No creo en lo que veo y me quedo inerte, sin reacción, apático, “mushin”*. Confieso: llevé un men*, de aquellos... Era 11 de septiembre.

*Hokkaido = local de entreno de la Un Ana Rosa, en São Paulo
*mushin = mu (vacío); sin = (sentimiento)
*men = golpe en la cabeza

10-set-2008

Mil y una faces

Una revista marcial de la época (09set - Tanaka) publicó un articulo a mi respecto, que si no me engaño, decía lo siguiente: “Jorge Kishikawa, supercampeón de mil y una faces”. En estrategia, Musashi Sensei, en su Libro de los Cinco Anillos, nos habla que no se debe utilizar la misma táctica repetidas veces. No necesitas llegar a Mil, pero, para un estrategista, estudiar algunas decenas de kamae* es imprescindible. Aún así, te pueden pillar. Entonces, es mejor tener las Mil. Que difícil...

*kamae = posición de combate
sen: mil en japones

09-set-2008

Tanaka

En aquella época (08set- Foto do Último Café), estaba “ahogado” en pruebas en los años de medicina. Pero, “me metí” en la cabeza que nada cambiaria mis objetivos. Uno de ellos era seguir en la busca por el decacampeonato en años consecutivos. Sin embargo, sabía que no seguiría en el podium con la misma técnica y la misma estrategia, porque no faltaban oponentes habilidosos. Entre ellos, me acuerdo de un japonés, que vino en aquella época a impartir clases a los hijos de ejecutivos en Brasil. Había estado también en la universidad Kokushikan y fue una de las piedras más grandes en mi camino hacia el podium. Tanaka luchaba con postura jodan* y en los entrenos nadie lo abatía. En Japón, ya había hecho un buen historial en los torneos colegiales y universitarios. Llegamos a la semifinal. - La estrategia tiene que ser diferente, de otro modo, yo también seré derrotado y todo ira por agua abajo, pensé. Dicho y hecho. Vencí.

*jodan= postura no ortodoxa levantándose los brazos hacia arriba de la cabeza.

08-set-2008

Foto del ultimo café

La foto colocada este último viernes en el Café (05set - Foto) es una de las disputas en semifinales en el torneo brasileño de kendo. Se trata de una técnica originad en el combate con la espada pequeña (29ago - Samurai del atardecer y espada pequeña) El oponente, en la foto, era muy ágil para recuar y contragolpear. Utilizando la técnica de la espada pequeña, conseguí encajar el golpe que me llevo a la final del campeonato. Entrenar con la espada pequeña ampliará tu Estrategia.





topo

+55 11 5539-3587
contacto@niten.org