Ir para o Conteúdo

Café con Sensei


10-abr-2014

Hidensho 45 - El resplandor


Después de un entrenamiento exhaustivo de katas, un alumno me envió estas palabras:

"En muchos momentos tuve la oportunidad de hacer partes de los katas con
Sensei, que me mostraba la "lucha" real que estaba incrustada en los movimientos.
En algunos momentos Sensei mostraba un golpe del propio kata siendo ejecutado de
forma "real", con mucha mas velocidad y precisión de lo que yo esperaba, encajando
los golpes y haciendo que yo fuera sorprendido. Lo que puedo decir es que en cada
momento de estos, la única reacción que conseguía tener era sonreír, por una profunda alegría
de poder estar recibiendo cada demostración hecha por Sensei.
Este tipo de oportunidad es tan intensa, que hasta ahora me pongo a pensar si un día
conseguiré tener ese mismo espíritu de Sensei.
Solo me resta continuar entrenando y siguiendo sus pasos." - Zambon (Unidad Sumaré)



Al ejercitar un kata que fue elaborado hace 500 años, no solo estamos volviendo
por el túnel del tiempo, sino que también nos aproximamos de la dinámica del combate que ocurría en
la época.
Así que se llegan a dominar los movimientos, el próximo paso es el de como aplicarlos
en combate real, lo que es mucho mas divertido.
En este relato, el alumno pudo ver un resplandor de lo mucho que estas técnicas pueden llegar a ser eficaces
usando o no el equipo de protección (bogu), de manera que cuando yo las
demostraba, sucedía que en un parpadeo el percibía como eran
de indefendibles.
El era "agarrado" por sorpresa de tal forma, que por mucho lo que podría llegar a hacer era sonreír,
dado que la espada ya está en alguna parte de su cuerpo. Ni respirar, ni parpadear. De
todo lo sorprendido que quedaba.
Este fin de semana, en el Torneo Individual de Kobudo, voy a demostrar como es
esto...






27-mar-2014

Mil en Santos 2

"…, rescaté un recuerdo de algunos años atrás. Estudiante de música erudita, repetía por
una, dos horas, un único patrón, los dedos subiendo y bajando por las cuerdas de la
guitarra. Sin pensar en melodía o harmonía, la repetición mecánica apenas volvía los
dedos ágiles, pero vacíos, sin sentimiento.
El último sábado también fue de repetición intensa, pero esta vez de forma totalmente
consiente.
Cada uno de los presentes buscaba ejecutar su música con perfección, descubriendo secretos
de la primera lección de Musashi Sensei: pies, manos, postura y energía, buscando unirse como
un único acorde perfecto.
Simple a primera vista, el Sassen se revela una técnica llena de sutilezas y detalles
para pulir.
La milésima repetición marcó el día que queda en la memoria de quien estuvo allá, pero también
el comienzo de un largo entrenamiento para llegar al ataque perfecto.
La "técnica divina": casi invisible para ser el camino obvio, natural e inevitable."
Todesco (Un. Sorocaba)



Aquí los jóvenes se divierten (Hayabusa São Paulo y Santos)


“Los logros alcanzados ese día se celebraron con unas palabras motivacionales de Sensei,
quien habló de cuán importante era para los caminos de cada uno de los participantes,
acompañadas por un refrigerio y una confraternización donde pudimos conocernos entre
nosotros y compartir el sentimiento de realización y despedir al coordinador de Santos,
Sempai Cristiano.” - Amitrano (Un. Buenos Aires)






“Después de muchos golpes consecutivos, el movimiento se volvía automático. El cuerpo
se mueve prácticamente solo y la mente a veces queda discante. Pero eso no es
el aprendizaje. Nosotros teníamos que clavar cuerpo y mente en el piso y en el presente y aun
exhaustos deberíamos ver cada golpe como uno único solamente. Estar siempre atento a todo
lo que podríamos aprender. Aprender no con la mente, sino con el cuerpo.
Creo que todos llevaron por lo menos algo para casa. Después de varias veces aplicando
el golpe parece que este hace parte de nosotros y aun hoy, tres días después, tengo la impresión
que puedo aplicar el golpe con toda la energía en cualquier momento del día, aun estando
en reposo o caminando tranquilamente." - Meloni (Unidad Ana Rosa)



¡¡¡Superamos!!!

26-mar-2014

Grado


"Como ustedes ya saben, antes de Kenjutsu, practiqué, aun por
periodos cortos, otras artes marciales y similares. A pesar de
que había grados en algunas de ellas, la sensación de haber sigo graduado
para el 7º kyu (cinturón/cinta azul, el segundo nivel) en kenjutsu fue incomparable.

En otras técnicas, muchas veces yo veía con cierto escepticismo las pruebas de
grado. Más de una vez sentí que aun no estaba a la altura del nuevo grado,
y que mi "tiempo de entrenamiento" había sido el responsable por querer
que hiciera los exámenes. Al mismo tiempo, me parecía poco necesario hacer
eventos con el único objetivo de hacer pruebas a aquellos que habían
sido recomendados para cambiar de cinturón.

El día en que recibí el grado, recuerdo que había sido una semana
particularmente difícil para mi, y las señales de agotamiento físico y
emocional se mostraban claramente. Tanto que ni el taoru me lo conseguí
colocar en el tiempo normal, lo que me hizo perjudicar el recomienzo del entrenamiento de
Link-san, que me esperaba para el "piloto" (fundamentos básicos de
ataque). A pesar de esto, luché para no dejar superarme por mi mismo,
para no permitir que la fatiga me impidiera persistir. Y creo
que encontré una fuerza que hace tiempo no sabía donde encontrar.
Terminé quedando un poco menos ansioso y pude explorar posibilidades que
hasta entonces me habían pasado desapercibidas.


Cuando, al final del entrenamiento, fui sorprendido por el grado a 7º kyu, por
primera vez en mi experiencia en artes marciales y similares, no me opuse
mental y emocionalmente a la "nueva cinta". Por primera vez, confié en la
opinión de los "instructores" (para usar un término genérico) de que estoy listo
para, aprendiendo nuevas técnicas, comprender mejor las previamente
enseñadas y seguir recorriendo el Camino.


Agradezco profundamente a Sensei y a los Senpais por la oportunidad de estar
vivenciando todo esto.

Arigatou gozaimashita" - Kiyoshi (Unidad Porto Alegre)



El tema de hoy: Grados
En una conversación con un profesor de kendo hace algunos meses, éste me
informó que un "alumno de Niten" fue a buscarlo por esta razón: "que en
Niten, se demora mucho para subir de grado".
En relación a esta comparación, tengo que concordar con este ex-alumno.
Tomemos como ejemplo el Kenjutsu. En Kenjutsu, el alumno, para llegar
hasta la cinta naranja, practica en promedio de 2 a 3 años. Para llegar a la negra,
tal vez de 6 a 10 años, dependiendo de su intensidad, frecuencia
y calidad en el entrenamiento. No hay como volverse un cinturón negro, Shodan
(1º dan), en un arte tradicional en menos de 6 años. Aquí es imposible
pasar el "portal" en menos tiempo que ese, así como en cualquier
otra manifestación artística o no, yo supongo.
La razón es simple: para llegar al cinturón negro, Shodan (1º dan), es
necesario que el alumno pase por varias etapas y técnicas que van
a certificarlo en su competencia en el uso de la espada samurái en
combate. Es necesario por lo menos, entrenar, entrenar y entrenar. No puede ser
apenas entrenar (una vez).
Estudios científicos revelan que son necesarias por lo menos 10.000 horas
de entrenamiento para que usted se llame "graduado" en determinada área. Esto
equivale, en mi forma de entender, el grado de un iniciante de cinturón negro:
un Sho (inicio) Dan (graduado).
El testimonio de arriba representa el sentimiento de todo practicante que
busca la Verdad (en contra posición de aquel que busca el título): el
sentimiento de que la graduación debe ser proporcional al sudor gastado
(no es algo tan fácil de ganarse o comprar)
Si existe alguna academia en que se gradúa en menos tiempo o que se
consigue ser un cinta negra en menos de 6 años, una de dos: o no
hablamos el mismo idioma, o algo esta equivocado...
Aquí en Niten, el grado no se "gana": Se conquista.





Se conquista!


24-mar-2014

Ejército de Jojutsu

Hablé antes de ayer sobre Jojutsu (jodô) en Acción (Café com Sensei  - Jojutsu em ação - 12 mar 2014)


Ejército Niten del Arma Jojutsu (Gashuku en la Unidad Vila Mariana/templo Nikkyoji 22 de febrero 2014)

21-mar-2014

Hidensho 44 - La patada del león

"Estando en Shugyo (retiro espiritual), tuve la oportunidad de aprender con Sensei.
Llegamos temprano (7:00 AM) al dojo (lugar de entrenamiento) y de inmediato nos colocamos o bogu
(protectores). Separé mis shinais (espadas de bambú), agarré la tachi (espada larga) y
fui al encuentro de Sensei.
Después de una revisión de todos los kamaes (posición de guardia) con itto (una espada), en la que todos los
golpes de Sensei parecían pasar por mi espada como si esta no estuviera y cuando
yo entraba en el maai (distancia) de Sensei para atacarlo, tomaba un contragolpe certero, cambié
a Nitto (dos espadas) y Sensei continuó con Itto.
En cierto momento, Sensei hizo un movimiento rápido que derribó mi kodachi
(espada corta) al piso de forma tan excepcional que mi reacción no fue otra sino
de espanto. Al girar para Sensei, el, sonriendo, se preparaba para dar el ataque final
aprovechando que mi guardia estaba abierta a causa del espanto.
Recordando la lucha no consigo dejar de pensar en Sensei como un león.
Su patada fue tan certera que derrumbó su presa con un solo golpe. El detalle son sus
garras, que retráctiles, solo aparecen en la hora del golpe, y no solamente de fuerza bruta.
Así, como Sensei no usó solamente fuerza bruta, la técnica de Sensei fue certera, me tomó
algunos segundos percibir que mi kodachi ya no estaba en mi mano, fue cuando
Sensei aprovecho el momento para terminar la lucha." - Ferreira (Unidad Brasilia)


Este relato es interesante por responder, de una manera un tanto metafórica, lo que
el Hidensho (los secretos para ser invencible) puede producir.
No, no se trata de noquear 10 o 20 veces seguidas al oponente.
Primero: "pasar por la espada del oponente como si esta no estuviera".
Segundo: "derribar la espada de forma excepcional".
Cuando se llega a la maestría en esta arte (9º dan de Kenjutsu combate), fenómenos
extraños y excepcionales ocurren durante el combate: es la manifestación del Hidensho.






20-mar-2014

Mil en Santos

Mi alumno escribió lo que sucedió allá en Santos este fin de
semana:



"Dicen los grandes maestros que, para comenzar a aprender algo, es necesario
que lo hagamos por lo menos 1.000 veces, así comenzaremos a
descubrir sus primeros secretos.
El sábado pasado (15/03/2014) Sensei Jorge Kishikawa y los alumnos del
Instituto Cultural Niten realizaron un entrenamiento inédito en 20 años de
historia, en la ciudad de Santos (SP). El comienzo de este hecho,
comenzó mucho antes de la llegada a la ciudad costera, localizada a 70 km. de
la capital.

Todavía en São Paulo, en el barrio Vila Mariana - zona sur de la capital, el entrenamiento
Kenjutsu/Iaijutsu/KIR Joven fue dado por Sensei como es costumbre.
Un entrenamiento conmuchos katas (secuencias pre definidas de
ataque / contra ataque) y lucha con shinai (espada de bambú) y bogu (armadura).
Después de los momentos de oro (charla sobre la cultura samurái y
oriental) que suceden al final de los entrenamientos, cerca e 20 alumnos
acompañados por Sensei, se dirigieron hacia la ciudad de Santos para
continuar con el entrenamiento.

A pesar de haber entrenado durante 2 horas por la mañana, cerca de las 3pm los alumnos
ya estaban listos para una nueva carga de entrenamiento duro, intenso. Y
todos ya sabían que esta vez sería diferente, especial. La propuesta de
Sensei fue que sus alumnos hicieran 1.000 veces el movimiento de la primera
lección de Miyamoto Musashi (1584-1645): el Sassen, como fue bautizado por su
idealizador. Esta kata busca esquivar el golpe de la espada del adversario, un
corte vertical de arriba hacia abajo, al mismo tiempo contra atacando con una estocada
en el cuello. Para realizar este ejercicio con perfección
es necesario golpear con los dos pies el piso, manteniendo el cuerpo firme en
el momento del contra ataque. No es casualidad que la unidad de Santos fue escogida
por Sensei, pues esta cuenta con una de los mejores espacios dentro de todas las
unidades existentes en Brasil, América latina y Portugal, para entrenar el
golpe con el pie.

De 50 en 50 movimientos, el sempai (título dado a los alumnos mas antiguos del
Instituto) que coordinaba en el entrenamiento, incentivaba a todos los alumnos con mucha
energía, para que ninguno desistiera, aun a pesar de un calor muy fuerte, cansados y
con dolores. Algunas personas que vieron desde la gradería comentaron al
final del entrenamiento la impresionante determinación y superación de todos los allí
presentes. Sensei pasaba por todos los alumnos, corrigiendo los movimientos y
orientándolos a todos, sin olvidarse de ningún alumno. Un verdadero
maestro, que cuida y se preocupa con la evolución de todos.

Cuando la cuenta llegó a 900, Sensei dio el comando de seguir derecho
hasta el número 1.000. Como con un toque de magia, una fuerte energía
llenó el dojo (lugar donde se practican artes marciales) y los alumnos
estaban nuevamente renovados, manteniendo el espíritu firme hasta el último golpe
con el pie, la última estocada. Realmente algo impresionante.

Un record que, posiblemente, ni siquiera en Japón fue realizado con
tantas personas. Después 300 kihons (ejercicios básicos) más de otra secuencia y
de la lucha de confraternización, Sensei aún brindó a sus alumnos con
palabras sabias y muchas enseñanzas, acompañados de un merecido
refrigerio organizado por los anfitriones.
Según el alumno Humberto de la Unidad de Santos:
"Sensei preguntó en el entrenamiento si habíamos percibido algún detalle que
no habíamos notado; mi impresión era que sí. Las correcciones sobre
la posición de las manos, el golpe de los pies (el cual aun necesita de mucho entrenamiento), y
la localización del "adversario" fueron muy importantes para esta percepción."

Los alumnos que estuvieron presentes en la unidad de Santos con seguridad
comenzaron a descubrir los primeros secretos de la primera lección, el Sassen,
del más grande Samurái de todos los tiempos.
Secretos que no pueden ser encontrados escritos en libros o
pergaminos.
Y dejaron a su maestro orgulloso de tener tantos alumnos vencedores."
Cavalcante (Unidad Vila Mariana)

No se convierte en un "Mozart de la Espada" (Mozart e Kenjutsu Café com Sensei de 07-Mar-2014)de la noche a la mañana.
Es necesario tener, además de genialidad y coraje: entrenamiento.
En esta último caso, después de ejercitar por mil veces el movimiento, puedo
decir que lso dioses le hacen merecedor de algún gran descubrimiento
que le hará superar a sus adversarios. Produce cansancio,
pero el resultado es una visión de la técnica que inmediatamente le da
el resultado esperado.
Es posible que aparezca algún "Mozart" en el próximo duelo (Torneo
Individual). Algún obstinado que, además de ser el vencedor de su
categoría, sobresaldrá también en la de sus colegas más antiguos.
Dios me de la suerte de conocer por lo menos a uno ese día...



17-mar-2014

Jojutsu en acción

Desde que introduje el arte del bastón, o Jojutsu (o Jodô), aquí en
américa del sur, me preguntaba si la modalidad se restringía
apenas a la ejecución de katas, que a propósito, son formidables. Pero lo que la gente
quería realmente era el combate. La estrategia.
El ansia de los alumnos (y la mía) era tanta que buscamos a lo largo de estos 20
años en Niten, la aplicación en combate. Desnudo y crudo con equipos de
protección.
No se trata de una tarea así de simple pues, en primer lugar,
estudiar las técnicas del bastón es complejo. Son necesarios años, décadas
de entrenamiento.
Segundo, muchas de las técnicas son peligrosas y letales. Adaptarlas al
combate exige conocimiento profundo en Jojutsu y también larga
experiencia en el uso de bogu (equipo de protección) para saber donde,
como y en que intensidad se puede golpear, pues existen golpes de
Jojutsu que si se hacen de una forma, incluso encima del equipo
de protección, pueden ser fatales...
A lo largo de toda la investigación y estudio durante estos años y a pesar de aun
no haber llegado a una conclusión final, puedo decir que este
próximo Torneo Individual Sur americano de Kobudô, usted finalmente
podrá sentir un poco del combate del bastón contra la espada.
Será interesante, pues ¡haremos un Shiai inédito en toda la historia del
bastón!
¿El shiai más esperado de la historia?

17-mar-2014

Mozart y Kenjutsu

Ya fue citada en el Shin Hagakure la comparación del Kenjutsu combate con el arte
de la pintura, en esta oportunidad les traigo una comparación con el arte de la
música. Esta vez, no proviene de mi autoría, sino de un
alumno, doctor en geología y entendedor de música, obviamente.
Lea:


"Todo, digo Todo el Kenjutsu combate es maravilloso. Nada en el, ningún
kihon (lección básica), ningún kamae (posición de guardia), ningún comando,
ningún detalle es de menor importancia.
Desde despertarse bien temprano o ir tarde en la noche al entrenamiento, del respeto y del
orgullo que tenemos por nuestro kimono, hakama y obi (vestuario), del
cuidado y amor que devotamos a nuestras armas, la manera como
cargamos nuestro equipo, la emoción que sentimos todas las veces que
entramos al Templo de los Samuráis, la firmeza con la cual atamos a nuestro
cuerpo el bogu (armadura), por intermedio de nosotros, se constituye una
sinergia, en la cual cada acto, simple o complejo, potencializa y fecunda de
significados todo el conjunto.
Conocemos este muy bien en la música.
En cierta oportunidad el competente, pero envidioso, Saliere quien era compositor de la corte
de José II, se molestó con la forma por la cual Mozart producía su música,
las partituras se deslizaron de sus manos.
Esto ocurrió al descubrir que Mozart componía, sin el apoyo de
correcciones, una música donde la ausencia de una única nota, provocaría la
caída de la estructura, como un todo. Todo creado de pronto, sin errores, sin
nada que no debiera estar allí. Nada de más y nada de menos.
Obra perfecta y terminada, creada de una vez.
Así es el Kenjutsu combate.
La suave, firme y poderosa voz de comando del maestro, la cortés orientación
de los auxiliares, la sinceridad, dedicación y la amistad de los colegas de entrenamiento,
son los ejecutores einstrumentos de todo este antiguo y sublime concierto.
Haber recibido la Gracia Divina de poder haber nacido en un tiempo, en que es
posible que todos estemos presentes, para que juntos produjésemos
y experimentásemos tales sentimientos y belleza, incuestionablemente es
motivo de gran honra.
La gran honra es el Todo. Existen honras innumerables.
Cada entrenamiento, cada combate, cada evento, cada Birudo*, o reunión, cada
amistad construida, son todas situaciones repletas de honra.
Por fin, figurar en la lista de alumnos del Instituto Cultural Niten y recorrer el
Camino propuesto de Kenjutsu combate, es lo mismo que andar junto a
personas que estiman y son amigas de todas estas honras."
Mauricio (Unidad Belén - PA)

* Birudo = término que nació en el Instituto Niten alusivo a tomar cerveza con los colegas después del entrenamiento: beer (cerveza) y do (camino)


Mozart, extraordinario compositor austriaco es un genio en su arte,
encantó a su corte al demostrar su "espada" en acción:
movimientos eficaces, sorprendentes y que trascendían a cualquier
creatividad humana. Una espada "kami no waza", o sea, "técnica de los
dioses". Divina.
El Kenjutsu combate, fundamentada en las técnicas de los antiguos, proporciona a
todo aquel que lo practica, sentir la inspiración divina que los antiguos
samuráis sintieron a lo largo de su entrenamiento. En Japón, se cree
que muchas de las técnicas de Kenjutsu, inimaginables al más esforzado
y devoto practicante, fueron creadas pro obra de los dioses. Sea por vía de
un entrenamiento obstinado, o por haber ya nacido con el don de la espada.
Es donde todos pueden, lejos de las reglas de un Saliere, incorporar un Mozart
con su espada: tocar de forma Libre, Dinámica y Divina.
Como bien decía Mozart: "No puedo ni debo esconder el talento con
que Dios, en su bondad, me dio".





Mozart x Saliere
VIDEO

07-mar-2014

Gashuku 2 - Perlas


"Este Gashuku me dejó con un sentimiento muy bueno, la renovación de conocer
personas nuevas y conocer mejor a otras, intercambiar experiencias, en fin convivir en el
dojo (lugar de entrenamiento) con los guerreros y guerreras del camino.


Pudimos hacer un intensivo de Niten Ichi Ryu (técnicas de Miyamoto Musashi), captar
muchos detalles, en seguida kenjutsu, como siempre probándonos para seguir en frente, sin
que nos importen las voces interiores contradictorias, en fin, fortaleciendo el espíritu. Hemos de
persistir, de no ser vencidos en el camino del bushido. Determinación y honra sin
teoría, ¡solo poniéndolo en práctica!

Al día siguiente, las demostraciones de Sensei fueron increíbles, impresionante
la versatilidad al usar varias armas: ito (una espada), nito (dos espadas),
kodachi (daga), naginata (alabarda) de las formas mas sorprendentes, espero que con lo que observé
haya podido "robar" algunas perlas.

Debo admitir que personalmente me gustaron las revisiones en el Jo (bastón). Sensei de
repente surgió asumiendo la posición con bokuto, nos mostró como debemos comprender
los movimientos del Jo, sin que sea esta una coreografía ensayada. En caso de vacilar,
ahí el nos lo hacia ver. Yo hasta me divertí un poco, a pesar de los riesgos. Personalmente, a pesar
de los golpes que recibí causados por mis fallas, fue muy enriquecedor y al mismo
tiempo emocionante este modo "survivor" de comprender las técnicas de los katas.

La energía de Sensei es siempre muy inspiradora, de algún modo nos hace sentir aspirantes
a héroes y a buscar algo adicional en nosotros mismos.


¡Arigato gozaimashita por más de estas experiencias y la atención sincera!"- Luciana - RJ


En los tiempos antiguos, los maestros, en Japón, mostraban (a pesar de raras oportunidades) las
técnicas en algunos segundos. Los alumnos tenían que prestar extrema atención para intentar
"robar" las perlas. Si pestañea el ojo, se perdió la oportunidad.
Este domingo pasado, los alumnos pudieron observar las técnicas por 3600 segundos.
Tiempo más que suficiente para "robar" un banco entero de perlas.
En otro momento, en el entrenamiento con bastón, los alumnos que recibieron golpes fueron
ganadores con las "perlas" que quedaron interiorizadas para siempre en sus mentes.
Diversión aparte, el alumno para "sobrevivir" a mi modo "survivor" requiere venir con una
buena dosis de coraje, atención y mucha disposición.
Gashuku. Un lugar donde no se "roban" perlas, sino que se reciben. De tanto que estas
sobran.


































































 

07-mar-2014

GASHUKU 1 - ¿Director de orquesta o Pintor?

"Quisiera contar mi experiencia en este Gashuku y para esto incorporo las palabras de Odoshi Correia (arzobispo del templo Nikkyoji) en la conferencia del domingo (que nuevamente nos iluminó con su sabiduría), pues es con mucha sinceridad y con el corazón limpio que hago este escrito. En esta oportunidad mi objetivo al participar de este Gashuku vino de la necesidad de fortalecer el espíritu, ya que vengo sintiéndome "ablandado" desde hace un tiempo por asuntos personales. Y sabiendo que Niten me ayudaría en este sentido, acompañé a Senpai Drawin en este viaje

El sábado por la mañana, solo quien fue allá entiende la "simplicidad" de la frase: 3
horas de Niten Ichi Ryu (katas del estilo de Miyamoto Musashi). Tuve la honra
de ser corregido innumerables veces por Senpai (veterano) Wenzel, y sus
esfuerzos no serán en vano pues puedo decir, que por culpa mía y no de los
Senpais, esta fue la primera vez que pude percibir la perfección y la
magnitud de los katas, principalmente en lo que se refiere a la sincronía con el
compañero de entrenamiento. Soy consiente que el camino es largo y difícil pero
creo que estoy menos perdido después de toda la orientación, didáctica y la disposición del
Senpai. Domo arigato gozaimashitá.

Y hablando de perfección, esta fue la palabra que Sensei subrayó durante
los entrenamientos siguientes y la necesidad de realizar cualquier gesto, golpe, kihon
(nociones básicas), kata, decisión y cualquier acción del día a día basada en esta
vertiente y después de uno de los entrenamientos que más me gustan en los Gashukus, la ronda
de Jugeiko (entrenamiento libre), pude sentir en la piel el pago por errar algunos
golpes del piloto (secuencia básica): 30 flexiones para cada "desliz". Resultado: 90 ¡flexiones.!

Después de la cena algunos Senpais fueron escogidos para reafirmar los pilares del
Método KIR que Sensei desarrolló y mi grupo quedó bajo la
responsabilidad de la Senpai Laura que , a pesar de la forma delicada, nos supo
orientar con propiedad y seriedad sobre la importancia de la convivencia con el
maestro, además de la necesidad de estar atentos a varios katas relacionados a
esta convivencia. Después de este momento, como es práctica en Niten, busqué
departir con colegas que no había conocido antes y destaco a la Senpai Ana
Lúcia de SP y a Senpai Adriano de Porto Alegre. Fue un placer conocer
personas tan agradables.


Finalizo mi relato con lo que consideré el momento más importante de este
Gashuku: la demostración de técnicas por Sensei. Tan importante que no me
siento con propiedad para describir los detalles. Nunca había visto a
Sensei luchar y no tenía idea de que podría hacer una analogía a un
"director de orquesta" o a un "pintor". Resumiendo con las palabras del propio Sensei:
"El samurái debe vencer con cualquier arma y con cualquier kamae (guardia)
contra cualquier arma y cualquier kamae". Fue esta la versatilidad que conseguí
ver, solo que adicionando maestría y gracia en todo momento.
Así de simple: ¡¡¡impresionante!!!

Infelizmente no pude participar del entrenamiento de Jo, sin embargo me enteraré con
Senpai Drawin sobre lo que sucedió y pretendo ir a SP a entrenar.

Como había dicho, decidí participar de este gashuku para mejorar mi espíritu
y no estoy sorprendido por haber conseguido la meta, ya que se que
Niten siempre se supera cuando el propio asunto es la superación.

Retorno a mi casa con el alma leve y las ideas fortalecidas.
¡Domo arigato gozaimashitá Sensei y Senpais!"- Villela - Unidad BH


Es importante recordar que para dar un paso adelante es necesario ver lo
que esta adelante.
Es para esto que demostré los 60 minutos de combate: una imagen
vale más que mil palabras.






































topo

+55 11 5539-3587
contacto@niten.org